LA ALUMNA DE 1º DE BACHILLERATO B NAIA SAMANES, GANADORA DEL CONCURSO DE CUENTOS PARA LA IGUALDAD

La alumna Naia Samanes Íñiguez es la ganadora en la categoría juvenil de la III Edición del Concurso Cuentos para la igualdad con la revisión del cuento Caperucita Roja.

La alumna Naia Samanes Íñiguez es la ganadora en la categoría juvenil de la III Edición del Concurso Cuentos para la igualdad con la revisión del cuento Caperucita Roja. El relato ganador titulado Corazón con capa presenta el periplo vital de una joven que estudia cocina en Bilbao y que es campeona de judo. El lobo feroz ya no resulta una amenaza en comparación con los estereotipos de género que amenazan con minar su potencial.

Con el objetivo de reflexionar sobre la imposición de los estereotipos que nos ofrecen los cuentos clásicos el Ayuntamiento de Corella convoca anualmente el concurso Cuentos por la igualdad para animar a la reflexión sobre la igualdad de la mujer en la sociedad actual dentro de las reivindicaciones del 8 de marzo (Día de la mujer). El objetivo de este concurso, que cuenta con categoría para juvenil y para adultos, es revisar la herencia cultural firmemente asentada en nuestra sociedad desde un punto de vista crítico. Los cuentos infantiles con los que hemos crecido nos hablan de princesas en peligro a las que rescatan príncipes apuestos, de madrastras inmisericordes que destrozan la vida de jóvenes inocentes o de brujas malvadas que coartan los sueños de libertad de la protagonistas. Debido a este planteamiento injusto y patrialcal se propone una revisión con el fin de actualizar el contenido del cuento evitando situaciones sexistas e utilizando lenguaje inclusivo para replantear el cuento de forma original y acorde con la sensibilidad actual.

Puedes encontrar más información en la web del ayuntamiento de Corella:
https://www.corella.es/iii-concurso-cuentos-para-la-igualdad/

NAIA SAMAMES

El objetivo de este concurso era transformar los cuentos tradicionales en cuentos para la igualdad ¿Cómo ha sido este proceso?
Nos lo propusieron como trabajo en la asignatura de Literatura Universal. Pensé en Caperucita Roja, que es un cuento muy recurrente en la infancia y quería darle otra perspectiva. Que ya no sea una niña que tenga que cumplir con obligaciones de cuidados familiares y tenga la oportunidad de formarse en algo que verdaderamente le gusta.

¿De qué manera crees que influyen los cuentos infantiles a la hora de educar en igualdad?
Me parece interesante que se sigan conociendo los cuentos tradicionales. Pero creo, que es importante que se adapten a la sociedad actual para que no se sigan reforzando estereotipos irreales.
Con este cuento, he querido visibilizar que hay diferentes modelos de familia, que las mujeres también deben tener libertad a la hora de elegir a que se quieren dedicar y que tengan las mismas oportunidades. Dando así una versión distinta del relato original.

Eres la ganadora de la categoría juvenil ¿Cómo recibes este premio?
El premio me ha pillado por sorpresa. Siempre me ha gustado mucho escribir y me llamó la atención el tema para este concurso. Por eso me hace especial ilusión. Estudio Bachillerato de Artes Plásticas y Diseño y haber ganado me anima a seguir escribiendo y quien sabe, si más adelante, relacionarlo con las artes plásticas.