La luz se torna bestia en 1º de Animación

El alumnado de 1º de Animación utiliza el lightpainting y la holografía como primera parte de un proyecto intermodular en el que se reflexiona sobre los ODS (objetivos de Desarrollo Sostenible)

El alumnado de 1º del CFGS de Animación acaba de terminar la primera parte de un bestiario animado compuesto por cuatro “bestias luz”, trabajadas mediante lightpainting, y catorce “bestias tierra” que se trabajarán en stopmotion. Pero, según nos dice Débora Crespo, profesora de Teoría de la Imagen, “además de las técnicas, este proyecto reflexiona, como lo hacían los bestiarios medievales, sobre los peligros de la sociedad actual; y para ello, nada mejor que basarnos en los ODS. El resultado es una fantasía”.

Para cubrir todo el proceso, han dedicado las sesiones de los módulos de Fotografía, Teoría de la Imagen y Técnicas de animación I durante tres semanas. Esta primera parte del proyecto culmina con su montaje como holograma, medio con el que las profesoras del ciclo comenzaron a trabajar durante el curso pasado. “La luz en este proyecto se convierte en una herramienta tan expresiva como lo son los propios pinceles o el barro; la esencia de la fotografía es la luz -comenta Cristina Fernández, profesora de Fotografía-”. La experiencia “vió la luz” -nunca mejor dicho- durante las sesiones del lunes 31 de enero y martes 1 de febrero.

A partir de hoy, las criaturas del Bestiario Animado de la EASDi, crecerán en número y cambiarán de técnica (y de elemento) durante los próximos meses en las clases de Nela Santaolalla -profesora de Técnicas de Animación I- quien reserva algún que otro as bajo la manga.